viernes, 13 de junio de 2008

NUEVOS AVIADORES NAVALES

Alumnos de la Escuela de Aviación Naval realizaron su primer vuelo en un Turbo Mentor de la Armada.

PUNTA INDIO - Dos de los nueve oficiales que el año pasado realizaron el Curso Básico Conjunto de Aviador Militar, en la Escuela de Aviación Militar de la Fuerza Aérea, en Córdoba, hicieron su primer vuelo en una unidad de la Armada Argentina sin la asistencia de sus instructores.Luego de aprobar el examen de una hora de vuelo con instructor, los tenientes de corbeta Cristian Fittipaldi y Jesús David Aleo pilotearon un Turbo Mentor de la Armada, solos, durante 30 minutos.En 2007, los oficiales pusieron en el aire aviones Mentor B-45 con motor a pistón y aeronaves EM-312 Tucano a turbo hélice. Este año se encuentran realizando la etapa de instrucción para ser aviadores navales.“Estoy muy contento. Fue la primera prueba que atravesamos. Al final de este año conseguiremos las alas navales, el motivo por el que estamos acá”, expresó el teniente Fittipaldi. El curso del año pasado le dejó una buena experiencia personal: “entrar en un ambiente nuevo al cual el ser humano no está acostumbrado es algo que me quedará para el resto de mi vida”, dijo. Y en lo profesional significó su primer paso para convertirse en aviador naval.Adaptarse a un nuevo medioEl curso de aviador naval requiere que los pilotos se adapten al nuevo medio: el mar. Se adiestran en aviones T-34 Turbo Mentor hélice similares al Tucano y se familiarizan con los procedimientos y normalizaciones propios de la Aviación Naval.“La adaptación al nuevo avión incluye un cambio de mentalidad, lenguaje y doctrina. Si bien el despegue es el despegue y el aterrizaje es el aterrizaje, los criterios cambian”, explicó el director de la Escuela de Aviación Naval, capitán de fragata Daniel Oscar Nuñez.El piloto naval debe hacer un especial esfuerzo para acostumbrarse al nuevo medio. Cuando se vuela sobre el agua todas las emergencias tienen una solución distinta. “Cuando salen de la escuela tienen todos los elementos básicos para operar en las escuadrillas. Sólo les resta adaptarse a las distintas aeronaves. Esa es nuestra misión”, explicó el capitán Nuñez.